1

El misterio del buyout en 5 preguntas y respuestas

Xesús Serrano - 03/03/2011 18:25

Tras el cierre del mercado de traspasos, surgió en la NBA una enorme actividad con cortes y nuevos acuerdos en los días posteriores, la llamada ‘fiebre del buyout’ que nos ha dejado unas cuantas sorpresas.

Nadie hay como Larry Coon para explicar y matizar cada apartado del convenio de contratación en la NBA, así que aprovecharemos sus palabras para intentar en 5 preguntas responder a las principales incógnitas y explicar además las situaciones concretas de estos días. Vamos allá.

¿Qué es eso del buyout?

Se trata simplemente de un acuerdo de rescisión de contrato por el que el jugador cede normalmente una parte de su salario para terminar la temporada en un equipo que le gusta más o, simplemente, en una situación mejor.

Qué cosas, hablar de rescisiones de contrato suena “chungo” en los tiempos que corren, pero lo del buyout a todo el mundo le suena bien, incluidos jugadores y franquicias.

¿Por qué estos días hemos tenido todo este jaleo y no anteriormente o más tarde?

Hasta el cierre del mercado de traspasos había una herramienta para poner fin a la relación entre una franquicia y un jugador o para intentar mejorar un equipo. Una vez desaparecida esa vía de reforzarse mediante un traspaso y con la temporada regular llegando a su punto final  la labor de muchos jugadores pierde bastante de su importancia, por lo que en conjuntos “con la temporada ya perdida” puede ser una buena oportunidad de reducir costes al mismo tiempo que los de la parte alta de la clasificación pueden intentar reforzarse a un coste relativamente bajo.

Además, para poder disputar los Playoffs con otro equipo, los jugadores debían estar desvinculados de su anterior conjunto antes de las 6 de la mañana en la madrugada del 1 al 2 de marzo, si pensamos en la hora de Madrid, Valencia o Ferrol. Si lo hacían más tarde no podrían disputar partidos de POs, aunque sí firmar por el resto de la temporada regular, algo que, en cierto modo, hacía estos días como los de la “última oportunidad”.

Pese a esta fecha límite para la desvinculación, no es necesario que los jugadores firmen de forma inmediata por otra franquicia y tienen hasta el último día de la temporada regular para elegir equipo.

¿Una vez que se recibe el buyout el jugador puede irse a cualquier equipo?

Me alegra que me hagas esa pregunta, porque toca la respuesta gallega: depende.

Cuando un jugador es cortado durante la temporada regular y se comunica esta decisión a la NBA, se abre un periodo de 48 horas (waivers) en el que cualquier otro equipo puede hacerse con su contrato. Es decir, si una franquicia está en condiciones de lograr su fichaje con las cantidades previas al corte puede reclamar sus servicios manteniendo el salario anterior.

Por ejemplo, al recibir más jugadores de los que entregaba en los traspasos del deadline y superar así el tope máximo de 15 fichas en plantilla, Charlotte Bobcats tuvo que cortar a jugadores como Derrick Brown, de cuyo contrato mínimo se han hecho ahora cargo los Knicks.

En el caso de que más de un equipo quisiera reclamar su contrato anterior se lo quedaría el peor clasificado.

Si ninguna franquicia “reclama el contrato”, el acuerdo de rescisión es total y el jugador es completamente libre a la hora de decidir su destino, mientras que las cantidades cobradas tras el acuerdo (es decir, el salario original menos la “rebaja” lograda) permanecen dentro del cómputo de salarios en su anterior franquicia.

¿Cuáles han sido los jugadores que han conseguido un buyout estos días?

Quizás el primero en negociar su salida fue Jared Jeffries. Tras intentar sin éxito su traspaso al ser uno de los últimos en rotación habitual, Houston Rockets le han permitido quedar libre  y el jugador ha vuelto a los Knicks, conjunto en el que estaba hasta el traspaso de McGrady. Conocedor del sistema de D’Antoni, se espera que su adaptación sea rápida y vuelva a ejercer de especialista, principalmente dedicado a la defensa por sus limitaciones ofensivas, habiendo debutado ya la pasada noche.

Para poder incorporar a Jeffries y Brown, los Knicks han debido cortar a Kelenna Azubuike y Corey Brewer. El primero llegó en verano junto a Turiaf y Anthony Randolph desde los Warriors en el sign&trade de David Lee, pero no había podido debutar tras la operación que tuvo que realizarse por una lesión de rodilla. Pese a haber manifestado en varias ocasiones que creía tener cerca la reaparición, parece probable que en los Knicks pensasen cada vez menos probable esa posibilidad, y es difícil saber si volverá a jugar con algún equipo esta temporada.

El caso de Brewer es aún más llamativo: llegó en el Melotraspaso a los Knicks, pero éstos no parecían tener intención de usar al jugador en su corta rotación esta temporada, así que han decidido dejarlo libre y rápidamente ha surgido el interés de muchas franquicias para su contratación.

Varios reportajes dan como cerrada su incorporación a los Mavs en un contrato que podría ser de unas 3 temporadas y cerca de 7 millones de dólares, buscando que llegue a ser el especialista defensivo del equipo en la línea exterior.

Tras su traspaso a los Warriors, a Troy Murphy le quedaban por cobrar algo más de 2 millones y medio de dólares por los 25 partidos que restaban para finalizar la temporada regular. Según los medios de Oakland, esa cantidad se ha reducido en menos de 400.000 dólares en el acuerdo de rescisión, mientras que su salario en Boston será cercano a los 300.000, correspondientes a la parte proporcional del salario mínimo para un jugador de su experiencia. Resulta difícil saber cuál va a ser el papel de Murphy en una línea interior que cuenta ya con Kevin Garnett, Nenad Krstic, Shaquille O’Neal, Jermaine O’Neal o Glen Davis, más si tenemos en cuenta al escaso nivel que mostró en sus contadas apariciones dentro de los Nets esta misma temporada.

Otro caso curioso es el de Leon Powe. Integrante de los Celtics que se llevaron el anillo en 2008, una grave lesión de rodilla le alejó de las canchas y no ha logrado volver al nivel anterior durante su estancia con los Cavs.

Pese a los múltiples rumores sobre un posible retorno a Boston, el jugador está en estos momentos en Memphis negociando su incorporación a los Grizzlies, algo que probablemente consiga si el reconocimiento médico da el visto bueno.

El caso más llamativo es sin duda el de Mike Bibby, quien renunció al salario de la próxima temporada para poder luchar por el anillo en las filas de Miami, mientras en Washington firmaban a Mustafa Shakur en su lugar.

Como decía su agente, Dan Fegan:

Una vez que has pasado 13 años en la liga, quieres estar donde tienes opciones de lograr lo que deseas. Ha elegido Miami no por el clima, sino por ser donde cree tener mejores opciones de aportar y lograr el campeonato. Ha hecho un enorme sacrificio para ganar.

Aunque los rumores por su posible desvinculación de Washington tras su traspaso desde Atlanta fueron inmediatos, la operación era complicada al tener el jugador un año más de contrato. Sin embargo, el interés de Bibby llegó hasta el punto de renunciar por completo a los más de 6 millones que tenía firmados para la próxima temporada, algo realmente sorprendente puesto que hablamos de “perdonar” cantidades que en muy pocos otros casos se han dado. Basta recoger la reacción de Mo Evans cuando le informaron de la noticia:

Bibb, podrías habérmelo dado a mí

En Miami podría incluso llegar a ser titular por su capacidad de tiro, aunque en su debut saldrá desde el banquillo. Pese a todo, también hay que subrayar sus notables carencias defensivas, por lo que se deben poner en duda los minutos que disputará y si quedará “simplemente” con el rol de refuerzo para la anotación desde el banquillo. Su llegada ha provocado el corte de Carlos Arroyo.

El agente de Rasual Butler confirmaba hace unas horas el acuerdo total con los Bulls para formar parte de su equipo el resto de la temporada, algo que se espera haga oficial en cuanto termine el periodo de waivers. Pese a algunos buenos momentos durante su estancia en los Hornets, su última temporada en los Clippers estaba resultando muy decepcionante, con malos porcentajes y escasa incidencia en el juego. A pesar de las carencias de los Bulls en las posiciones exteriores, tendrá difícil conseguir minutos importantes en la rotación.

Aunque tuvo un ilusionante debut en la liga en las filas de los Clippers, el nivel mostrado este año por Al Thornton ha sido bastante gris y fue cortado por los Wizards, mientras todo hace indicar que reforzará a los Warriors en las próximas horas, ocupando quizás en la rotación del conjunto de Oakland el lugar de Radmanovic, e incluso puede decirse que la rotación de los Warriors está más abierta tras el traspaso de Gadzuric y Brandan Wright a los Nets.

Según diversos medios, podría haber “perdonado” a Washington cerca de 400.000 dólares por abandonar el equipo. Se trata de un anotador de rachas, no excesivamente brillante en ninguna faceta concreta y sumamente irregular.

Para terminar entre los jugadores cortados los últimos días, nos encontramos también con Morris Peterson y Eddy Curry. El primero parecía hacer hueco para el retorno de Brown hasta que los Knicks “se adelantaron”, mientras el pívot intentará ponerse en forma y ha mostrado su intención de jugar en Miami, algo que no resulta fácil de imaginar si pensamos en los 74 minutos de juego totales que ha disputado en las últimas 3 temporadas.

¿Se ha creado un excesivo ruido con estos fichajes?

Es muy probable, teniendo en cuenta que hablamos de jugadores cortados por equipos de la parte baja de la clasificación. Salvo el caso de un Bibby titular -aunque uno de los puntos débiles del conjunto- en los Hawks antes de su breve estancia en la capital, en muchos casos estamos hablando de jugadores que tenían una relativa importancia en equipos flojos. Si bien puede darse el caso de que puedan tapar algunos de los puntos más débiles en diversos conjuntos, parece difícil pensar que realmente puedan ser piezas importantes a corto plazo.

Y es que por cada Tim Thomas de los Suns en 2006 nos encontramos con varios Sam Cassell o Stephen Marbury de Boston.

Contenido relacionado:

  1. Todos los traspasos del trade deadline: Where madness happens
  2. El lío de los Hornets: Algunas preguntas y respuestas
  3. Todos los traspasos confirmados del deadline
  4. ¿Fin del culebrón? Stephen Jackson, a los Bobcats
  5. Marko Jaric dice adiós a los Grizzlies

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

1 comentario en “El misterio del buyout en 5 preguntas y respuestas”

Déjanos tu opinión

Debes acceder para dejar un comentario.