0

Allen Iverson ya es un ‘Grizzlie’

Xesús Serrano - 11/09/2009 17:28

Allen Iverson (Joe Murphy/NBAE via Getty Images)Confirmado desde hace un par de días por todas las partes, Allen Iverson fue presentado ayer como nuevo jugador de Memphis Grizzlies, una contratación que ha copado los principales medios estadounidenses y ante la que la crítica se encuentra dividida.

Aunque lo de dividida quizás sea un eufemismo.

Recordemos el pasado reciente de los Grizzlies, que alcanzó sus máximas cotas de esplendor con Jerry West en los despachos y Pau Gasol como líder del equipo.

Tras la derrota ante los Mavs en 2006, Michael Heisley decide vender la franquicia y llega a un acuerdo con el llamado clan de Duke. Todo se tuerce, los resultados van a peor por la lesión de Pau y la venta no se hace efectiva. El de Sant Boi deja claro su descontento y se multiplican los rumores (y se multiplican, y se multiplican,…). En febrero del 2008, se da un cambio de timón con el traspaso de Pau a los Lakers, anunciando que se emprende un proyecto a 3 años vista. Llegan Conley y Mayo, se confía en la progresión de Gay, Marc Gasol da un notable resultado como rookie, Haddidi consigue sacar algunas portadas,…

Las derrotas y las quejas del vestuario se llevan por delante a Marc Iavaroni, pero el futuro deja una puerta a la esperanza debido a la juventud de los componentes y al espacio salarial del que disponen.

Pero las derrotas se repiten, como decíamos, y eso hace que la ventaja de tener espacio salarial no lo sea tanto. Los restricted no siempre pueden ficharse, y los Hawks igualaron la oferta por Josh Smith el pasado verano, como Nocioni decidió quedarse en Chicago un verano antes, así que se vuelve a dar otro golpe de timón. ¿El resultado? Está por verse.

Milicic se fue a New York, llegó Richardson por unos días antes de ser utilizado para conseguir a Zach Randolph, un extraordinario anotador con grandes carencias en otros aspectos del juego, firmaron Hasheem Thabeet, DeMarre Carroll y Sam Young vía draft, se fichó a los jóvenes Marcus Williams y Trey Gilder; ahora llega Allen Iverson.

Todo este conglomerado parece haber causado 2 posibles reacciones, radicalmente opuestas: “los Grizzlies son ahora un candidato a los Playoffs“, “vaya ridículo de plantilla“. ¿Aplicamos el tópico de la búsqueda del punto intermedio o, simplemente, nos extrañamos de un cambio tan brusco de rumbo en la franquicia y quedamos a la expectativa?

"Memphis Convention and Visitors Bureau" le regaló una guitarra Gibson a Allen Iverson en su presentación (Joe Murphy/NBAE via Getty Images)Pensemos en positivo: Iverson es el segundo jugador All Star que ha firmado la franquicia de Tennessee, el único salvo Pau Gasol, pero es mucho más que eso: todo un MVP de la temporada NBA. Llega a una franquicia con necesidad de reclamos para el público, y no es extraño que David Stern se haya apresurado a bendecir su contratación: “Por la forma en que se ha estructurado su plantilla, tienen una oportunidad de mejorar y obtener liderazgo en la cancha. Será muy bueno para el equipo y para la ciudad”. Sin tener Allen la explosividad de juventud, puede ser un excelente arma en el estático a añadir al enorme potencial que tienen en ataque los Grizzlies, y parece totalmente motivado: “Va a ser como mi temporada de rookie, “. La llegada de Thabeet podría dar el plus defensivo que necesitan los Grizzlies para completar el equipo y mejorar así notablemente su casillero de victorias.

Pensemos en negativo: Iverson vienen de la peor temporada de su carrera, ya con 13 años en la NBA, y casi siempre por encima de los 40 minutos por partido. Su paso por Detroit el pasado año no pudo ser peor, creando numerosas dudas sobre cuál sería su aportación si no tenía el mando absoluto del equipo. Si añadimos a todo esto que las características de Mayo, Gay o Randolph parecen exigir también numerosos estáticos resueltos en individual, por lo quepodría suceder que el resto de componentes de la plantilla -incluido Marc Gasol- tuviese que hartarse a plegarias hasta recibir un balón de un compañero en buenas posiciones. Quizás una de las más ácidas críticas haya sido la frase de Chad Ford en su Twitter:

Zach “agujero negro” Randolph se reúne con Allen “1 contra 5″ Iverson. Es la mejor idea desde que Isiah Thomas juntó a Steve Francis y Stephon Marbury

Fuera de estos planteamientos, cabe incluso la posibilidad de un buen rendimiento de Iverson que fuese insuficiente para que los de Tennessee optasen a los Playoffs, pero que fuese la punta de lanza para un traspaso a un candidato al anillo a mitad de campaña.

Y es que debemos tener en cuenta que el riesgo del fichaje es limitado. Los principales medios estadounidenses hablan de 3’5 millones de dólares por una temporada, con posibles bonus relacionados con los resultados del equipo, para lo que los Grizzlies han decidido retirar la qualifying offer sobre Juan Carlos Navarro, una oferta ficticia que valía para reservar los derechos de contratación sobre el jugador del Barça -cuya vuelta a la NBA parece poco menos que imposible a día de hoy- y que ocupaba espacio a la hora de ofrecer contratos a otros jugadores.

Quizás sea demasiado pronto para llegar a una conclusión sobre lo acertado o erróneo del verano de los Grizzlies, aunque sea evidente que el plan a 3 años vista quedó definitivamente enterrado.

Salvo que los 3 años se midiesen en Mercurio, claro.

Contenido relacionado:

  1. Los Grizzlies confirman el acuerdo con Tony Allen
  2. Se acabó lo que se daba: Adiós, Iverson
  3. El culebrón de Allen Iverson
  4. Marko Jaric dice adiós a los Grizzlies
  5. Iverson declara haber recibido una oferta de los Grizzlies

Etiquetas: , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Debes acceder para dejar un comentario.