1

Cuando te firman pensando en un posible traspaso

Xesús Serrano - 07/09/2009 03:00

Drew Gooden (Rocky Widner/NBAE via Getty Images)Conocer los detalles en los contratos de algunos jugadores ayuda a comprender numerosas operaciones en la NBA y descartar aquellos traspasos que nacen del tedio, de la falta de noticias, o de querer asignar un fichaje a los Knicks.

Una de las adquisiciones más curiosas de este verano ha sido la de Drew Gooden por los Mavs, pues tiene un contrato con miga.Y no es el único en la franquicia de Texas.

Estamos ante el caso un jugador perfectamente conocido en España, dado que fue elegido en el draft por los Grizzlies de Pau Gasol, y a quien incluso probaron en diferentes posiciones para estudiar si podía complementarse con el de Sant Boi. Sus minutos como alero no dieron los resultados esperados, por lo que ya en su temporada como novato formó parte del traspaso con el que los de Tennessee se hicieron con los servicios de Mike Miller.

Tras temporada y media en los Magic, es nuevamente traspasado, en esta ocasión a los Cavs. ¿El motivo? En Orlando daban una vuelta de tuerca al equipo con la llegada de Dwight Howard y en Cleveland necesitaban una presencia anotadora en el interior tras la polémica y curiosa marcha de Carlos Boozer.

Fue en los de Ohio donde logró sus mejores registros estadísticos, siendo además titular en las finales de la NBA ante los Spurs. Todo ello no evitó que fuese traspasado el siguiente febrero a los Bulls -dentro de una operación que llevó a Ben Wallace a los Cavs-, donde empezó como titular y fue poco a poco perdiendo protagonismo, para ser de nuevo traspasado a Sacramento el pasado febrero. Cortado de forma casi inmediata, finalizaba el curso en los Spurs, en un rol secundario y sin saltar a la cancha el último partidos de la serie ante los Mavs.

Llegado el verano, parecía lejos de ser una de las estrellas del mercado, cuando saltaba la noticia de su fichaje por los Mavs, anunciado directamente en su Twitter-¡cómo cambian los tiempos!- por el jugador. Extrañaban las cantidades de su contrato, cercanas a los 4 millones y medio de dólares por un año según los principales medios, puesto que su facilidad en el rebote y la anotación quizás no representen su impacto real en el juego, escaso en los últimos años pese a unos buenos promedios estadísticos.

Según anunciaba Mike Fisher, el contrato de Gooden no está garantizado en su totalidad, dando la posibilidad de ser cortado antes del 10 de enero pagando “sólo” algo menos de 2 millones de dólares. Debemos tener en cuenta que no se pueden traspasar jugadores fichados como agentes libres antes del 15 de diciembre.

¿Acabarán Gooden y Dampier la temporada en Dallas?(Glenn James/NBAE via Getty Images)¿Eso que significa? Que si algún equipo quiere reducir gastos puede traspasar un jugador con un salario de casi 6 millones de dólares y después cortar a Gooden pagando la tercera parte del salario previsto. Sin duda, una opción interesante para reforzar los Mavs vía traspaso con algún equipo que haya empezado mal la temporada.

Más aún, existen otras interesantes alternativas que en Dallas pueden utilizar para traspasos. Más allá de los obvios expirings -Josh Howard tiene una opción en su contrato por la que su equipo puede convertirlo en agente libre el verano próximo-, los casos de Dampier y Buckner también son significativos.

Gregg Buckner llegó en la complicada operación que permitió la adquisición de Shawn Marion por los de Texas. Tiene 2 años más de contrato, por un total ligeramente superior a los 8 millones de dólares, pero puede ser cortado antes del 30 de noviembre pagándole poco más de 2 millones, y Mark Cuban ya ha anunciado que no empezará la temporada con los Mavs.

Más complicado es aún el caso de Erick Dampier. El entonces pívot de los Warriors firmó un contrato de 73 millones por 7 temporadas en el 2004 para ser traspasado a los Mavs. Sin embargo, existen ciertas circunstancias por la que podría convertirse en agente libre el próximo verano, al no estar su contrato garantizado. De hecho, para hacerse efectivo debería cumplirse alguna de las siguientes condiciones:

  • Ser elegido para el All-Star Game en 3 ocasiones desde su fichaje, algo que no se ha producido
  • Jugar al menos 2100 minutos en los 70 partidos que más minutos dispute esta próxima temporada, 30 de media si juega en al menos 70 encuentros.

En el caso de no cumplirse, Dampier sería agente libre el próximo verano, otra opción más para un posible traspaso en busca de un jugador procedente de una franquicia que quiera recortar gastos. Y Erick cobra más de 12 millones este curso, para dar aún más juego a la ecuación.

¿Verdad que tienen sentido los análisis que nombran a Gooden como posible center titular en el inicio del curso y jugar muchos minutos con Marion y Dirk Nowitzki como juego interior en Dallas en busca de un juego más rápido a las órdenes del renovado Jason Kidd?

Y es que los Mavs tienen argumentos para aparecer en las páginas de rumores casi tanto como los Knicks.

Mágico, ¿verdad?

Contenido relacionado:

  1. Cuando Chris Bosh se unió al Big Two
  2. Mark Cuban carga contra la NBA por el traspaso de Landry
  3. El traspaso de Jack que podría devolver la titularidad a Calderón
  4. Se cierra el primer traspaso del deadline: Caron Butler a Dallas
  5. Se confirma el traspaso entre Raptors y Bucks

Etiquetas: , , , , ,

1 comentario en “Cuando te firman pensando en un posible traspaso”

  1. [...] Gooden llegó en verano como agente libre, con un contrato peculiar que ya dejaba caer la posibilidad de ser traspasado, y le conocemos bien desde sus inicios en la NBA [...]

Déjanos tu opinión

Debes acceder para dejar un comentario.